bubok.co utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. OK
Buscar en Bubok

gusspurgeon

La maldición más grande que nuestro siglo puede sufrir, es la ausencia de la palabra de Dios (Am. 8:11-13) corazones fríos, vacios y, pulpitos secos.

No sé si vivimos en el alba de todo eso, o en la última jornada de ella. Pero de ninguna manera permitamos que se ausente la predicación genuina de las escrituras. Con esto me refiero a la predicación en el poder del Espíritu Santo, que mueva los corazones hacia Dios.

Debemos inclinarnos delante de Él, gimiendo por su bendita gracia: "Dios, no nos dejes infructíferos en este siglo; perdona el pecado de mi alma, la de mi familia, la de mi pueblo y mi país; sé misericordioso y trae avivamiento."