Miriam, las ventanas de Dios

Comprar Libro en papel por $ 60.695(COP) Comprar eBook en PDF por $ 0(COP)

Siguiendo la tradición sefardí, contrae matrimonio deconveniencia acordado entre las dos familias y, una vez apagada la pasióninicial, se siente muy infeliz porque no está enamorada de su marido, situaciónque acentúa aún más su gran vacío y carencia del amor anhelado. Su peregrinajeamoroso continúa hasta que conoce a Albert, un hombre casado, católico y que,sin embargo, cree que es la respuesta a lo que ella busca. Se enamora de él, loseduce y se hacen amantes. La vida de Miriam, antes de conocer a Albert,estaba vacía y con él todo cambió. Albert le hace descubrir la maravillosabelleza que oculta la vida, la grandiosa nobleza de las cosas sencillas y elreconfortante y sublime significado de compartir, un enigma para ella hasta esemomento. Le hace comprender lo elevado y espiritual que puede ser el amor cuando loengendran la generosidad y la entrega mutua en busca de la felicidad recíproca.Albert y Miriam se aman con un amor íntegro, sincero, sin engaños, un amor que lasociedad llama prohibido, pero un amor que se mantiene en el tiempo a pesar de todaslas dificultades. El marido, al saberlo, solicita el divorcio y se queda con lahija de ambos. La familia de Miriam la repudia. Ella cae enferma. Es hospitalizaday desaparece de la vida de Albert porque pierde la razón. El tiempotranscurre y, recuperada la salud, un sacerdote de la clínica con quien entablaamistad, le da a leer libros biográficos de la madre Teresa de Calcuta y Miriamdescubre que Dios ha abierto para ella una ventana cuando creía que había dadoun portazo. Su vida se transforma. Seríadeseable que la misma ventana que se abre a la esperanza para Miriam, tambiénpermitiera la entrada de aire fresco y renovador en todas las instituciones políticasespañolas en donde se haya instalado la corrupción como norma y un derechoa ejercer por los políticos sin escrúpulos. La sociedad pide y exige sergobernada por gente honesta que mire por el bien de los ciudadanos y no conobscenas miras sectarias.

Quiero publicar un libro Ver mas libros