bubok.co utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. OK
Buscar en Bubok

La escritora y el enterrador y otros relatos

  • Autor: Jone Miren Asteinza
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 92
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • ISBN eBook en PDF: 978-84-686-0726-9
Ver ficha técnica completa
“La escritora y el enterrador” es el primer título de una colección de catorce relatos  que tienen en común  la acertada y original combinación de realidad y fantasía, que coinciden en un buen desarrollo narrativo y fabular, escritos con una prosa dinámica, sobria y clara que facilita la lectura y que sabe encontrar las palabras adecuadas para tocar la fibra más sensible del lector.
La mujer es la principal protagonista de los  relatos. Mujeres que resurgen de sí mismas rebelándose contra su destino o cambiando la experiencia vital que no les gusta; mujeres también, en contraposición a las primeras, que  representan el prototipo de la sumisión, incapaces de desarrollar sus sentimientos y su  personalidad. Mujeres que descubren el sexo y su propia sexualidad, relatado con un estilo erótico que suscita emociones sin ofender al lector.
Podemos decir también que estos relatos son historias de sueños y ensueños que se funden con los recuerdos, y de recuerdos que se hacen vida en los sueños.

1 comentario sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
30 de Septiembre de 2012 por jonemiren
Para escribir comentarios sobre el libro La escritora y el enterrador y otros relatos hay que estar registrado en Bubok. La mayoría de la gente pasa de registrarse solamente para comentar, asi que en su lugar, voy a hacerlo yo. Voy a publicar los comentarios que suscita el libro en todas aquellas personas que lo han leido hasta ahora.
Estos son algunos de los comentarios y opiniones de las personas que han leído "La escritora y el enterrador y otros relatos"

Comentario hecho por: Remedios Saez
Solo he podido leer unos relatos pero me parecen fantasticos. Tienen tanta vida que me cuesta creer que no sean vivencias propias.
Gracias por enviarme este magnifico libro que tendré en mi mesita de noche para poder releerlo antes de dormirme cada noche.



Comentario hecho por: Mascab, del blog http://larebeldequenofui.blogspot.com.es
La escritora y el enterrador...me ahogó un grito de rabia en la garganta, no pude entender que su protagonista se quedara impasible ante los hechos,pero releyendo el último párrafo, comprendí...y no puede dejar de leer hasta que finalicé los catorce relatos recopilados. Así, de un suspiro, sin descanso, las palabras de Mirem me embrujaron y aislaron del entorno. Solo su libro, sus personajes, mi sillón orejero, y yo.
Las protagonistas del libro son mujeres fuertes, con una identidad auténtica que dignifican sus vidas de caractéres rebeldes pero a la vez seguros. Desde la escritora que cada noche observa como son destruidas sus palabras, hasta aquella otra mujer que ha perdido su identidad real por haber mezclado dos mundos paralelos, que nunca deberían eliminarse uno al otro, pasando por aquella otra mujer madura que un día, decide cruzarse un océano a nado solo porque lo vé más sencillo que continuar con su cotidianidad...son mujeres fuertes, persistentes, que no están dispuestas a dejar que la vida pase sin más.


Comentario hecho por: Carlos
Al acabar de leer el libro, sus 14 relatos; pensé que acababa de salir de una exposición de cuadros que una pintora novel había expuesto. Había colgados varios cuadros pequeños y dos o tres mayores a la media. Era una sala pequeña y lo primero que se percibía sin esfuerzo era el tema: la soledad de una mujer (niña, adolescente, casada o ya abuela), algún que otro cuadro era acompañada por la sombra desdibujada de un hombre (que enterraba los sueños de la mujer en uno, en otro era forzada, o en aquel era minimizado a un simbólico objeto de placer); pero en un cuadro el tema era el hombre que buscaba el mundo de su mujer perdida.

La exposición, los cuadros (relatos), eran instantáneas casi siempre de la misma la mujer (de facciones no definidas) en el ámbito domestico, en distintos momentos de su vida, en un tiempo que se sentía como pasado (niña, mujer, hombre, anciana o anciano), pero no clarificado. Los dibujos unas veces a lápiz, otras en acuarela eran [sencillos] claros y llegaba la emoción en cada trazo. Los sueños, la casa, el lago, la campiña [el fondo del tema] todos tenían una neblina gris que no siempre te permitían reconocerlos, pero que sabías que estaban allí ya que eran descritos por una pintura indeleble que se llama sentimiento donde la vida y la muerte dejan su huella.

Al final, mi amiga me presentó a la pintora. Y no sé porqué puse rostro a cada mujer del cuadro, creía percibir huellas de su rostro en cada dibujo o pintura. ¿Podían ser auto retratos?

Otras reflexiones:

- cuando lees ves cerca el mundo familiar, femenino, en su vertiente de sometimiento o de rebeldía que se castiga al contacto con la realidad.
- los relatos son claros y los sentimientos predominan sobre cualquier otro aspecto narrativo.

- la mujer es madre, hija, niña o adolescente, y el hombre es un transgresor a veces deseado o temido. El hombre es el "otro", la mujer es el ¨"yo".

El hombre puede ser el enterrador de sueños; ser percibido como sexo que se paladea a través de la mirada escondida de una niña, ser reducido a la mínima expresión de un falo mecánico, o como un violador. La mujer es la familia en cada una de sus etapas vivenciales: niña, adolescente, tía, anciana. La vida nace y se va sin vivirla y la muerte llega y se va como el invierno sigue al otoño.


Comentario hecho por Mascab del blog http://larebeldequenofui.blogspot.com.es
Esperé a solicitar este primer libro de la autora para recibirlo cercano a las vacaciones, con intención de disfrutar de él a poquitos durante ésos días de descanso. Lo recibí éste lunes por la tarde en mi trabajo y allí se me quedó olvidado. Ayer martes lo traje a casa, lo acaricié con cariño, lo mostré a mi marido, le hablé de su autora, una bloggera que escribe relatos cercanos con palabras llanas de ésas que todos entendemos y que a todos nos hacen vibrar...

Más tarde, en un ratito libre, no pude dejar de abrir el libro y comenzar su primer relato. La escritora y el enterrador...me ahogó un grito de rabia en la garganta, no pude entender que su protagonista se quedara impasible ante los hechos,pero releyendo el último párrafo, comprendí...y no puede dejar de leer hasta que finalicé los catorce relatos recopilados. Así, de un suspiro, sin descanso, las palabras de Mirem me embrujaron y aislaron del entorno. Solo su libro, sus personajes, mi sillón orejero, y yo.

Las protagonistas del libro son mujeres fuertes, con una identidad auténtica que dignifican sus vidas de caractéres rebeldes pero a la vez seguros. Desde la escritora que cada noche observa como son destruidas sus palabras, hasta aquella otra mujer que ha perdido su identidad real por haber mezclado dos mundos paralelos, que nunca deberían eliminarse uno al otro, pasando por aquella otra mujer madura que un día, decide cruzarse un océano a nado solo porque lo vé más sencillo que continuar con su cotidianidad...son mujeres fuertes, persistentes, que no están dispuestas a dejar que la vida pase sin más.

Gracias Nerim, por hacerme disfrutar.


Comentario hecho por chelo del blog http://chelodelatorre.blogspot.com.es
Sí, es verdad que la mayoría de los protagonistas de los relatos son mujeres pero eso no significa que sea un libro sólo para mujeres, pues cualquier hombre aficionado a la lectura, sensible y que valore a las mujeres disfrutará leyendo el libro.

- Las protagonistas de los relatos no están encasilladas en un intervalo de edad, Mirentxu/Nerim, se siente igual de cómoda cuando nos habla de esa niña que se esconde en el armario o de esa otra que le lee el libro a su abuelo que cuando nos relata los recuerdos de esa nonagenaria en Aquella tarde en el lago .

- El despertar, es el relato más erótico de todos, y desde que lo leí por primera, vez me llamó la atención la delicadeza, la sensibilidad, e incluso, la elegancia con que la autora trata el tema del sexo.



Comentario hecho por Chela del blog http://www.jubiladajubilosa.com
No puedo repetirme aquí de todo lo ya dicho en la página dedicada a Jone Míren Asteínza (Nerim) y su libro, en mi blog, pero si comentar, una vez más, que estamos ante una escritora cualificada, por su originalidad, fantasía, sensibilidad y capacidad narrativa. Mirenxu sabe pasar por la vida captando la realidad del alma femenina, los matices psicológicos de diferentes mujeres, tal como luego plasma, con sutil y elegante pluma, en los variados personajes que protagonizan sus relatos, todos convincentes y ricos en sentir y suscitar emociones.

De otra parte, el comentario que Francisco Espada hace del libro de Mirentxu en esta página, es totalmente acertada. Ha conseguido, con la fluidez y precisión de palabras que le caracterizan, dar una idea exacta sobre el valor literario, tanto del conjunto de la obra como de los diferentes relatos. Y de los elogios que hace sobre la personalidad y cualidades de la autora, opino, por lo que conozco de ambos, que no por provenir de un amigo, que la aprecia y admira, dejan de ser sinceros y objetivos.
A los nuevos lectores que no conozcáis el libro "La escritora y el enterrador y otros relatos" de Jone Míren Asteínza, os recomiendo su lectura en la seguridad de que no os va a defraudar.



Comentario hecho por Francisco Espada del blog http://diasdeaplomo.blogspot.com
Recientemente, nuestra amiga Jone Miren Asteinza, más conocida por Nerim, ha publicado su primer libro de relatos y hace días que me resisto, pero el corazón bombea suspiros por comentar. En el primero de sus relatos, el que da nombre genérico al libro, nos habla de un matrimonio sin nombre, sin diálogo, sin vida en común, nos presenta una aciaga metáfora de la vida de desencuentro entre ambos: ella sueña cada día y él sepulta a diario sus ilusiones. Otros relatos son como luces y sombras, como un fuego muy sensorial que nos lleva de la lucidez a la inconsciencia, del arropo al desvalimiento y tan real y escalofriante como una pesadilla continuada en el tiempo, donde los personajes secundarios son una masa amorfa de máscaras que sólo aportan el paisaje necesario donde desarrollar la historia. Algunos son como una especie de matrioska o cesta de cerezas donde unos personajes van dando cobijo a otros bajo el denominador común de la sensualidad o la sexualidad, en pareja o soledad.
El último relato, Entre redes, plantea el enfrentamiento entre lo real y lo virtual tal y como puede suceder en la vida de cualquier bloguero y, desde mi punto de vista, sí que tiene mucho de autobiográfico de su autora; no es que le haya sucedido algo similar, pero sí habla de la imposibilidad de que a Mirentxu (Nerim) le pueda pasar algo parecido, ya que me consta que ella antepone la presencia y la vida a la virtualidad fría y sin compromiso. Mirentxu tiene muy poco de personaje y sí una gran personalidad preocupada por todas y cada una de las actividades culturales que le son posibles, y muy centrada en el relato como su arma de expresión. Es una comunicadora nata. Quizás en sus relatos falte —para que esto no huela a panegírico—, esa chispa, ese gesto peculiar de su mirada cuando conversa de frente, cuando se interesa por ti y por los tuyos, cuando te da mucho más de lo que de ella podrías esperar.

En la literatura está casi todo dicho, pero es precisamente en las variantes, como sucede en la música, donde se descubre al autor; no tanto en lo que cuenta, sino en cómo lo cuenta. Historias todas ellas donde se palpa la vitalidad de la mujer que no se resigna al papel que hasta ahora le había asignado la tradición. Una rebelde que lucha por ser ella misma y a fe que lo consigue.


Comentario hecho por Alberto Boutellier del blog http://albertoboutellier.blogspot.com.es
Ya lo he leído y he sacado una primera conclusión: ¡Nunca juzgues por las apariencias! Lo pequeño de su aspecto me ha evocado un perfume; no se precisan mas hojas para decir tanto, abrir tantas expectativas, sentir la necesidad de que el punto final de cada relato sea un punto y seguido. Lo bueno, si breve, dos veces bueno. El extracto que representa cada relato es una prueba de inteligencia, capacidad para contar con sencillez brillante fábulas extraídas de la misma vida sin más brindis que una prosa sublime capaz de transformar en poesía cuando describes los sentimientos. No voy a destacar ninguno. Todos me han entusiasmado. Alguno ha estado a punto de arrancarme una lágrima que mi subconsciente a trocado en estremecimiento. Bravo Nerim, solo permíteme un consejo: había leído en tus blogs creo que dos relatos; un blog solo sirve para intentar darse a conocer a un reducido número de amigos; esto ya lo has conseguido. Ahora tu blog no debe secuestrar tus primicias. Son las editoriales las que deben ocuparse de dar luz a tu prodigiosa imaginación. Enhorabuena, amiga mía. Gracias por escribir así.


Felipe Tajafuerte del blog: http://desdemimejana.blogspot.com.es/
Ya lo he leído. Pensé hacerlo poco a poco, repartir los relatos día a día dosificandolos. No ha podido ser. Ha sido de un tirón, quitando horas al sueño, encadenando un relato tras otro. No había leído Abriendo los ojos, ni El despertar, los más eróticos, tampoco Los zapatos parlantes; creo que el resto me eran conocidos. Pero no importa, he vuelto a saborear tu verbo fácil, sutil, envolvente, cálido y lleno de matices, como tu voz. Todos ellos los he encontrado fascinantes, pero deja que te diga mis favoritos: Aprendiendo a encajar, Tardes con el abuelo y, para mi gusto, destacando sobre todos ellos Sonando boleros. Ya la primera vez que lo leí (entonces lo titulaste Entre boleros) me pareció maravilloso; más tarde, lo escuché recitar en una emisora de radio argentina y ahora, esta segunda lectura no ha hecho más que confirmarme en mi opinión.
Un libro que merece la pena tener para, de vez en cuando, volver sobre él. De nuevo mi enhorabuena.


El relato La escritora y el enterrador fue publicado en el 2007 en XING :

Este es el comentario numero 1:

He quedado perplejo frente a tu cuento. Quizás sea demasiado pronto para escribirte, ante mi se presentan multiplicidad de interpretaciones. Pero mi primera sensación fue de ahogo, de angustia, de frustración. ¿Cómo podía esta mujer alegrarse frente al entierro de sus textos?
Finalmente comprendí, que ella festejaba el ciclo infinito de la vida: nacer - florecer - morir. Y creo que solo desde esta posición, desde esta conciencia de la finitud de nuestros textos, la finitud de nuestros propios cuerpos. Sólo desde aquí es posible festejar y honrar la vida.

Así pues, mi sensación de ahogo se transformó en esperanza y con ella vino la alegría. Gracias por tu cuento. Gracias por tu tiempo. Gracias por tu vida. Gracias por hacerme sentir.

Comentario Nº 2:

Me gustó tu cuento; esa dualidad de producir y enterrar se vive día a día, aunque tu la definiste en una forma más gráfica y dramática. También la interpreto como el nacimiento y la muerte, y la necesidad que sigan ocurriendo... ojalá que también se te sigan ocurriendo a ti historias como esta.

Comentario Nº 3:

Bajo mi óptica, es una hermosa historia de amor. Ambos se necesitan y se dan sentido el uno al otro.

Comentario Nº 4:

Veo que no soy el único perplejo. ¡Me agradó mucho este relato y claro que me gustaría que siguieras escribiendo! Ah, me cuesta analizar eso de la perplejidad. No se porqué, pero es el sentimiento justo que despierta este relato, quizás porque algo útil hay que hacer con lo ya escrito...

Comentario Nº 5:

Está muy bien escrito el relato y muy bien urdido. Ese final es antológico y muy bien dramatizado. Felicidades.
Y sigue escribiendo, hay madera...