Calendario 12 / junio / 2019 Cantidad de comentario Sin Comentarios

Hablamos con Carlos Tafurt sobre la nueva edición de su libro Los Barcos Olímpicos Y La Carrera TransatlánticaCarlos Tafurt es un ejemplo de que la curiosidad infantil estimulada siempre dará buenos frutos. Lo que comenzó como un proyecto escolar, años después se convertiría en su primer libro publicado. Hablamos con él sobre Los Barcos Olímpicos Y La Carrera Transatlántica, un ensayo sobre los navíos clase Olympic, publicado con el sello editorial Bubok.

¿Cómo comenzó tu interés por el tema náutico y los barcos «Olympic Class»?

Desde pequeño me han gustado los barcos. Aunque nunca me convertí en especialista técnico, jugaba con las piezas de Lego y con ellas construí varios barcos teniendo como referencia el Titanic y otros famosos transatlánticos.

Un día en el colegio, en la clase de arte, el profesor quería que creáramos un barco en una botella. Lo interesante fue que nos dijo que no nos limitáramos al típico velero y sugirió que incluso consideráramos un naufragio. Para darnos una idea nos pasó un libro, El Descubrimiento del Titanic, escrito por el Dr. Robert D. Ballard. Cuando lo tuve en mis manos y pude ver las fotos e ilustraciones del barco, tanto en su esplendor como ya naufragado, deseé tener una copia del libro. Había despertado en mí un interés en leer y conocer más la historia. Para mi sorpresa, ese mismo día cuando llegué a la casa, encontré el libro sobre mi escritorio. Mi mamá me lo había comprado, sabiendo que me gustaba la historia y los navíos. Pasaron varios años desde ese día de 1987 hasta que finalmente me decidí a escribir sobre el contexto histórico de los barcos de clase Olympic.

¿Cómo comenzaste con Los Barcos Olímpicos Y La Carrera Hablamos con Carlos Tafurt sobre la nueva edición de su libro Los Barcos Olímpicos Y La Carrera TransatlánticaTransatlántica?

Estuve trabajando varios años para una inmobiliaria. Ahí, un compañero de trabajo, periodista de profesión, me motivó a seguir escribiendo artículos para una plataforma de internet llamada Pulzo. Así fue que desarrolle un escrito sobre la conspiración del supuesto intercambio entre el Titanic y su barco hermano, el Olympic. Mi amigo lo leyó, le gustó, y me motivó a que explorara más sobre el tema para un libro.

En mi mente perdura todavía el deseo de mi papá. Él siempre quiso publicar una obra sobre su trabajo e investigación referente al estrés. Lamentablemente no lo pudo realizar. Tal vez, esto influyó en que yo no dejara de intentar escribir y publicar un libro. Cada vez más, me inclinaba por la historia del Titanic.

Cuéntanos cómo fue el proceso de escritura del libro.

La película Titanic, de 1997, y el documental ¿Por qué hundieron el Titanic?, de 2012, fueron decisivos para el libro. Consideré que la historia del transatlántico se ha prestado para el abuso y su presentación sin ningún contexto histórico. En ese momento decidí tratar de construir ese contexto y desmitificar la historia del Titanic como un elemento aislado.

Lo primero fue preguntarme: ¿Qué quiero transmitir con mi libro? Evidentemente, no hay carencia de literatura, documentales y películas sobre el Titanic. Desde historias de amor hasta teorías de conspiración, parece ser que todo estaba cubierto. Entonces decidí que el Titanic debía tener un origen más allá de los astilleros de Harland & Wolff, que su entorno no era el de simplemente el barco más lujoso que se hundió en su viaje inaugural.

Comencé así a estudiar el nacimiento de los transatlánticos. Esto me llevó a deducir que la revolución industrial, la migración de Europa al Nuevo Mundo y la competencia de los imperios fueron los que delinearon el desarrollo de la carrera transatlántica. Combiné la lectura sobre los transatlánticos con las biografías de la reina Victoria y Eduardo VII que me ayudaron a entender cómo el imperio británico fue determinante en impulsar el desarrollo naval, que a su vez motivó a Alemania y a Estados Unidos a competir.

Para resumir, comencé con lo general para dar forma a lo particular. Entender un poco el contexto histórico le dio sentido a la existencia de los barcos de clase Olympic: RMS Olympic, RMS Titanic y RMS Britannic. Al final, había consultado más de cincuenta referencias, entre libros, diarios, fuentes en línea y documentales.

¿Cuánto tiempo duró tu investigación?

Entre abril y noviembre de 2017 me encerré, por así decirlo, a leer y hacer notas. Fue una labor de todos los días. Estaba muy motivado y eso ayudó a que aprovechara el tiempo al máximo. Me ayudó, naturalmente, mi conocimiento previo, pues ya había leído libros y artículos sobre el tema antes de decidirme a escribir el libro.

¿Tienes pensado escribir otros libros sobre el tema naval?

Por el momento he considerado traducir el libro al inglés como el plan más concreto. Sin embargo, la historia de la era dorada de los transatlánticos es amplia y rica, por lo que es posible que escriba más sobre el tema.

La experiencia de estudiar y escribir sobre el contexto que dio nacimiento a los barcos de clase Olympic me ha dado otra idea. En este momento estoy investigando y estructurando el contexto de las guerras mundiales. La filosofía es en cierto modo la misma: Desmitificar los eventos tratando de entender los orígenes. El objetivo de este nuevo proyecto es publicar el libro en inglés y español.

¿Dónde pueden encontrarte tus lectores?

He comenzado a cultivar mi escritura en inglés redactando artículos en la plataforma de internet Medium.com. Pueden leer lo que he escrito hasta ahora y estar pendientes de nuevos artículos en https://medium.com/@colombogermano.

Puedes adquirir tu copia de Los Barcos Olímpicos Y La Carrera Transatlántica en nuestra librería.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad